¡ ALTO a la guerra de exterminio contra las Comunidades Autónomas Zapatistas !
¡ ALTO al hostigamiento por parte del mal gobierno Federal y Estatal;
priista, perredista, panista y petista !
! Fuera el ejército y los paramilitares del territorio autónomo Zapatista !
INFORMATE CONOCELOS APOYALOS,
¡Si le pegan a uno nos pegan a tod@s!
...gente del pueblo desde abajo y a la izquierda en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, porque "No basta con enterrar al capitalismo, hay que sepultarlo boca abajo. Para que, si se quiere salir, se entierre más"...

enero 15, 2010

Tiendas de autoservicio

México

Las diversas tiendas de autoservicio que se han instalado a lo largo del país, han cambiado los espacios culturales y sociales de México, han convertidos extensas zonas en planchas de concreto y enormes caparazones de acero.
El bullicio de los mercados y de los tianguis es cada vez más escaso, las costumbres se han modificado para dar paso a una llamada “modernidad y progreso”, que no es otra cosa que desprecio y despojo de la población.

Despojo de áreas de trabajo, pues los comerciantes han quebrado o han sido desplazados de sus espacios y han tenido que irse a las orillas en donde la gente transita poco.

Desprecio por las tradiciones y costumbres que son la identidad de pueblos y que con su mercadotecnia destruye y desvirtúa.

Despojo y desprecio de la vida, al cubrir con enormes planchas de concreto y estructuras metálicas, extensos paisajes naturales, los cuales retenían la humedad y el agua, hoy tan indispensables. Y que decir de los espacios sociales, en donde la gente se comunicaba, se saludaba, se conocía y se solidarizaba. Ahora esas tiendas ensucian y afectan nuestros sentidos y destruyen nuestros tejidos sociales.

Desprecio por la vida al generar enormes cantidades de basura, resultante de los productos que pone a la venta.

Explotación laboral de sus empleados, en su mayoría mujeres, las cuales perciben sueldos de $100.00 (cien pesos) o menos con horarios móviles y largas jornadas de 10 horas.

Y los no empleados, pero que son tratados como si lo fueran, me refiero a los cerillitos, niños que van de 13 a 16 años, los cuales cumplen de cinco a diez horas de trabajo, sin salario.

Todos ellos son explotados, carecen de derechos y pueden sancionados o dados de baja, de forma prepotente y arbitraria.

Al estar en cualquier tienda de autoservicio, se percibe una frialdad, los estantes ordenados los empleados afanándose en mostrar amabilidad y presteza, reflejan en sus rostros fastidio, tedio y una abrumadora tristeza por las largas horas de trabajo y el mísero salario.

Las políticas de estas tiendas son claras: Eliminar la competencia y capturar el mayor número de compradores. Pero debemos tener claro que la competencia no la representan otras tiendas de igual estilo. ¡NO!, la competencia son nuestros tianguis, nuestros mercados, la tiendita de la esquina, la pequeña ferretería, la panadería de la colonia, la farmacia de la cuadra, etc., esa es la competencia a la que claramente pretende eliminar y ha eliminado paulatinamente.

Las tiendas comerciales nos están dejando sin opciones, sin nuestra libertad de compra, sin nuestro derecho a practicar nuestros usos y costumbres.

Cada vez más la población se vuelve consumidora de esas tiendas, la mercadotecnia que emplean y la no reglamentación al derecho como consumidor, vuelve a este presa del bombardeo de mensajes, que le llevan a consumir productos como:

Carnes frías: Salchichas con abundante saborizantes y color salamis y jamón sumamente salados pero que sin embargo se aprecia su sabor a carne sudada; tocinos grasientos; quesos grasientos con sabor a sebo o desabridos con sabor a manteca.

Panadería: biscochos enmelados en donde las moscas hacen de las suyas; bolillos fríos, huecos y desabridos; pan dulce de atractiva presentación pero con mucho sabor a manteca;

Carnes: bistec con un intenso color rojo, que al cocinarlas despiden un olor apestoso; carne molida grasienta, entre otros.

Polvos para preparar aguas frescas , que no contiene otra cosa que un excesivo saborizante, acido cítrico y colorante.

Comida chatarra que contienen conservadores, grasas hidrogenadas, saborizantes artificiales, en fin comida con poco o nulo contenido nutrimental que está causando graves daños de salud en la población: obesidad, caries, anemia, entre otros.

Las tiendas de autoservicio han fijado políticas claras, es decir llegar a todo el público consumidor, no importando su estatus económico, para ello sostienen precios bajos y ofertas que la competencia no puede sostener. Y que la población aprovecha, dada también la situación económica por la que atraviesan las familias. La crisis de la población favorece y enriquece a estos monopolios capitalistas, que dejan desempleo, explotación, represión (laboral), desprecio por los usos y costumbres de los pueblos, despojo de una fuente de empleo a cientos de tianguistas, trabajadores de mercados o negocios familiares.

Han abarcado un abanico de productos que facilitan al consumidor encontrar todo en un solo lugar.

Así podemos ver que pequeños y medianos negocios tienden cada vez más a desaparecer.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home