¡ ALTO a la guerra de exterminio contra las Comunidades Autónomas Zapatistas !
¡ ALTO al hostigamiento por parte del mal gobierno Federal y Estatal;
priista, perredista, panista y petista !
! Fuera el ejército y los paramilitares del territorio autónomo Zapatista !
INFORMATE CONOCELOS APOYALOS,
¡Si le pegan a uno nos pegan a tod@s!
...gente del pueblo desde abajo y a la izquierda en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, porque "No basta con enterrar al capitalismo, hay que sepultarlo boca abajo. Para que, si se quiere salir, se entierre más"...

marzo 06, 2013

Zapatistas frente al desplazamiento forzado

Organizaciones de derechos humanos y personas solidarias advierten del peligro de que los tzeltales de San Marcos Avilés sean desplazados, al igual que en 2010.
Jessica Davies
 Para las bases de apoyo zapatistas de San Marcos Avilés, la pesadilla del desplazamiento no termina. Cuando terminó la campaña internacional que puso el foco sobre la amenaza y la paró, el gobierno y los partidos volvieron al ataque y se teme un desplazamiento forzado inminente.
El ejido San Marcos Avilés se ubica en el municipio oficial de Chilón, en la región de los Altos, al norte de Chiapas. La población, de alrededor de 140 familias tzeltales, cultiva maíz, frijol, café, caña de azúcar y plátanos, y cuenta con un poco de ganado: vacas, caballos, cerdos y pollos. En la comunidad viven familias bases de apoyo zapatistas (BAZ), junto con simpatizantes de los partidos políticos Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Partido Verde Ecologista de México (PVEM).
La mañana del sábado 23 de febrero de 2013 llegó el mensaje más preocupante para los compañeros solidarios con los zapatistas en todo el mundo: “Urgente: riesgo de desplazamiento forzado a bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en San Marcos Avilés”. En este artículo se explican los antecedentes de la pesadilla soportada por estas BAZ desde el 2010, y se muestra la diferencia que puede hacer la solidaridad internacional en un momento de resurgimiento del movimiento zapatista.
El desalojo
En agosto de 2010, como parte del Sistema de Educación Rebelde Autónomo Zapatista y la lucha por la dignidad, libertad y justicia, las BAZ de San Marcos Avilés construyeron su escuela autónoma, “Emiliano Zapata”. La educación es uno de los pilares principales de la autonomía y autodeterminación zapatista, ya que es completamente independiente del Estado. Sus escuelas autónomas operan de forma anti-jerárquica y se basan en la cultura  indígena local y su cosmovisión. La educación se considera como un derecho fundamental de la gente y como una forma de resistencia.  “Queremos una buena educación para nuestros niños, un buen aprendizaje, un buen ejemplo. Vemos que el gobierno tiene sus escuelas, pero no es buena educación ni les enseñan bien a nuestros hijos; no brindan buen aprendizaje, y lo que enseñan no tiene nada que ver con nosotros. Por eso abrimos nuestra escuela”, se señaló a propósito de la apertura de la escuela.
Los actos de agresión, acoso e intimidación por parte de un grupo partidista de la comunidad, en conjunto con las policías y las autoridades locales, siguieron a la construcción de la escuela. Entre los actos están el robo y destrucción de alimentos y pertenencias, amenazas físicas y de muerte y el saqueo de sus tierras. En sólo unos días, 29 hectáreas de tierra y cultivos de las BAZ les fueron robados. Menos de tres semanas después de la construcción de la escuela, 30 hombres, fuertemente armados, y afiliados a PRI, PRD y PVEM, irrumpieron en las casas de los zapatistas, y trataron de violar a dos mujeres. En seguida, 47 hombres, 50 mujeres y 77 niños fueron desplazados, y, para no dar respuesta a esta agresión, se refugiaron en el monte, donde se quedaron sin comida ni refugio durante 33 días, aguantando el frío, lluvia, hambre, y durmiendo en el barro debajo de unas láminas de plástico. “Nos tratan como animales, como perros. Esto es lo que sentí cuando mi hijo nació en la montaña”, señaló una mujer.
El regreso
En respuesta al desalojo, simpatizantes de todo el mundo se movilizaron rápidamente y una caravana de solidaridad se organizó para llevarles alimentos, ropa, mantas y medicinas a los desplazados. Después de un regreso acompañado a la comunidad, el 12 de octubre de 2010, las BAZ encontraron sus casas saqueadas y sus pertenencias robadas, sus tierras ocupadas, sus vallas rotas, sus animales sacrificados y sus cultivos quemados. Además de esto, no habían cesado las amenazas de muerte, intimidación y hostigamiento por parte de los partidistas,  interfiriendo con la realización de sus actividades cotidianas y socavando gravemente su salud mental y física. Estos ataques se pueden ver claramente como otro intento de parar el proceso autonómico zapatista, y de obligar a las BAZ a que abandonen su lucha y se sometan a los proyectos del mal gobierno.
La Junta de Buen Gobierno (JBG) de Oventic, en el Caracol II, hizo una declaración: “Si algo les pasa a nuestros compañeros y compañeras que ya están en su comunidad, los responsables son los gobiernos municipales, estatales y federales que asesoran, financian y arman paramilitares y manipulan a la gente pobre y miserable.
“Los zapatistas no molestamos a nadie, no desalojamos a nuestros hermanos de los partidos, no perseguimos a nadie, no robamos las tierras de nuestros hermanos campesinos ni cualquier otra pertenencia de otros hermanos pobres, solo defendemos lo que es nuestro, lo que son nuestro derechos; nosotros vivimos y comemos de nuestro propios sudor y trabajo, pero sí queremos luchar por la verdadera democracia, libertad y justicia para todos. Y estos son nuestros delitos como zapatistas.”
Una pesadilla sin fin
En los meses de agosto y septiembre de 2011, la Brigada de Observación y Solidaridad visitó ésta y otras comunidades amenazadas, e informó de la desnutrición aguda y de un brote de fiebre que resultó en la muerte de un niño. “Las mujeres, en particular, expresan el sufrimiento como resultado de su desplazamiento, y el dolor causado por no tener seguridad de ningún tipo, ya sea para sí mismos y, sobre todo, para sus hijos. Como resultado directo de hacer valer su legítimo derecho a la educación, no tienen comida, refugio o agua para sus hijos”, informó la Brigada.
Leer mas http://desinformemonos.org/2013/03/pesadilla-interminable-la-amenaza-de-desplazamiento-forzado-contra-zapatistas/

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home