¡ ALTO a la guerra de exterminio contra las Comunidades Autónomas Zapatistas !
¡ ALTO al hostigamiento por parte del mal gobierno Federal y Estatal;
priista, perredista, panista y petista !
! Fuera el ejército y los paramilitares del territorio autónomo Zapatista !
INFORMATE CONOCELOS APOYALOS,
¡Si le pegan a uno nos pegan a tod@s!
...gente del pueblo desde abajo y a la izquierda en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, porque "No basta con enterrar al capitalismo, hay que sepultarlo boca abajo. Para que, si se quiere salir, se entierre más"...

noviembre 07, 2010

compañeros de Mitzitón denuncian injusticia y represión

Pueblo Organizado de Mitzitón, Adherente a la Otra Campaña. 04 de Noviembre de 2010

A las Juntas de Buen Gobierno.

A la Comisión Sexta.

A la Sexta Internacional.

Al Congreso Nacional Indígena (CNI)

A las compañeras y compañeros adherentes a La Otra Campaña.

A los Organismos de Derechos Humanos No Gubernamentales.

A los Medios Libres e Independientes

Pueblo de México y del mundo:

Las y los adherentes a La Otra Campaña del pueblo organizado de Mitzitón, seguimos en pie de lucha y queremos darles a conocer como los malos gobiernos con sus paramilitares, nos están agrediendo y reprimiendo.

El día 2 de noviembre el paramilitar del Ejército de Dios “Alas de Águila” Luis Rey Pérez Heredia que ha participado en 10 diferentes actos de agresiones en contra de adherentes a la otra campaña de Mitzitón, todos ellos ya debidamente denunciados ante la fiscalía indígena que hasta el momento no ha hecho nada al respecto, porque sabemos bien son cómplices y los protegen.

Luis Rey atacó a nuestro compañero Pedro Díaz Gómez portando una capucha para no ser identificado. Pedro caminaba rumbo a su casa como a eso de las 6 y media; cuando ya estaba oscuro. A traición Luis Rey lo comenzó a golpear y trató de ahorcarlo. El compañero Pedro de por sí carga una navaja de esas que traen destapador, desarmador de cruz y otras herramientas que son útiles en el trabajo. El compañero Pedro pensó como defender su vida y entonces como pudo sacó su navaja, en la refriega donde trataba de salvarse fue que se hirió ese Luis Rey.

Después de esto Pedro se fue a su casa y estando allí llegaron como 50 paramilitares que se notaba que estaban en estado de ebriedad y golpearon a su esposa y sus hijos y después Celestino Pérez Hernández (bien conocido por el presidente municipal de san Cristóbal Mariano Díaz Ochoa que le ha dado un falso reconocimiento de agente) lanzó dos disparos al aire y amenazó a otra compañera que se encontraba ahí apuntándole con la pistola. Los niños además de estar golpeados; ahora la niña que fue aventada en un barranco, tiene mucho miedo, pensamos que se afectó psicológicamente, ya no quieren ir los niños a la escuela y están con miedo por lo que vivieron de los maltratos contra ellos y sus padres. La esposa de Pedro está embarazada de 4 meses y ahora a causa de los golpes está sufriendo, tiene dolores y no sabe si va a perder a su hijo.

Mientras este grupo estaba agrediendo en la casa de Pedro otros, entre los que se encontraban Carmen Gómez Gómez, Jesús Jiménez Heredia y Miguel Jiménez Jiménez estaban golpeando a nuestros compañeros Juan de La Cruz Hernández y Reynaldo Jiménez Díaz. Les quedaron moretones en los ojos, varios golpes en las costillas y les sujetaron sus brazos atrás de su espalda, para patearlos y golpearlos sin que se pudieran defender. Además lanzaron piedras contra la camioneta chevrolet de color azul propiedad del compañero Juan, y le quebraron el cristal del frente donde está el parabrisas.

El compañero Salvador Hernández Jiménez estaba en su vehículo como a 80 metros de la casa de Pedro y vio lo que ocurría y empezó a gritar “vengan a ayudar a Pedro”. Los paramilitares entonces se fueron a donde estaba, lo bajaron de su carro y también se lo llevaron golpeándolo.

Subieron a Pedro y a Salvador en diferentes carros y cuando arrancaron lanzaron una bomba que llegó a caer cerca de su misma casa de los paramilitares. Nuestros compañeros fueron privados de su libertad y torturados siendo amarrados y salvajemente golpeados por los paramilitares del Ejército de Dios “Alas de Aguila”. A Salvador le robaron $100.00 y a Pedro su navaja. Estos hechos ocurrieron en la casa del dirigente paramilitar Gregorio Gómez Jiménez donde también se encontraba el otro dirigente Francisco Gómez Díaz quien le dijo a Salvador que ya saben que él es el que está denunciando y que junta los trozos de los árboles que cortan y que lo saben que están metiendo papeles de denuncia en San Cristóbal. En ese mismo lugar fue donde el 28 de febrero de este año, otros 3 de nuestros compañeros fueron amarrados a postes, rociados con gasolina y torturados con golpes y psicológicamente.

El grupo de agresores era de aproximadamente 80 personas de Alas de Águila, que no todos eran de la comunidad. Vinieron de Agua escondida y de Flores Magón municipio de Teopisca. Quien daba las órdenes de golpear más a nuestros compañeros era el pastor y dirigente Alejandro Gómez López que vive en Agua Escondida.

Como a las 8:20 llegaron 2 camionetas rangers y después una Dakota donde iban aproximadamente 12 policías sectoriales. Pasaron como 5 minutos y llegaron 2 camiones grandes de los que transportan a los policías, con aproximadamente 60 efectivos antimotines, que venían armados con toletes y con sus escudos. Los de las camionetas rangers se regresaron. Los otros se quedaron estacionados en la orilla de la carretera cerca de la iglesia como 15 minutos.

Luego se fueron a la casa del paramilitar Gregorio sin pasar por la casa ejidal, ni intentaron siquiera hacer contacto con nuestras autoridades, con lo que queda claro que el mal gobierno no respeta nuestros derechos ni nuestras autoridades. Ahí estuvieron como media hora y después se llevaron a nuestros compañeros Pedro y Salvador, sin reportar ni a sus familiares, ni a la autoridad comunitaria a donde los llevaban, ni porqué.

Nosotros pensamos que los llevaban al hospital pero horas después nos enteramos de que fueron trasladados en calidad de detenidos hasta la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, donde los retuvieron en la Procuraduría General del Estado.

El día tres de noviembre una comisión de nosotros fuimos a Tuxtla. Nos informaron que ahí estaban los compañeros y que se encontraban declarando. Nosotros los indígenas no sabemos hablar bien castilla, no entendemos muchas de las palabras del derecho, no conocemos como son los pasos de la justicia y por eso se aprovechan y nos ponen trampas o nos obligan a declarar cuando no tenemos claro ni de qué estamos acusados.

Como a las 7 y media de la noche nos enteramos de la situación de salud de nuestros compañeros. Pedro tiene muchos golpes en el pecho, no mira bien con el ojo derecho, todo lo ve borroso, no distingue letras, tiene múltiples golpes en los dedos, en las rodillas y en el cuello donde trataron de estrangularlo. Salvador está fuertemente golpeado en su rostro, su cabeza, las costillas, y ya no escucha bien sobre todo está afectado su oído izquierdo. Ambos tienen marcas del lazo con el que los amarraron, sobre todo Pedro que tiene gruesas líneas moradas.

Saber eso nos llenó de coraje y de preocupación porque en vez de estar en un hospital siendo atendidos de sus heridas nuestros compañeros estaban ahí encerrados. Nos enteramos entonces, de que los acusaban de homicidio en grado de tentativa y lesiones. Nos pidieron $11,268.00 para que salieran bajo fianza.

Pero como compañeros que somos no quisimos que nuestros compañeros siguieran ahí encerrados, sin recibir buena atención médica, lejos de su familia y la comunidad. Por eso platicamos y tomamos la decisión de juntar ese dinero de la fianza. Con mucho esfuerzo porque no somos empresarios capitalistas, ni senadores, ni diputados, ni presidente municipal o gobernador y tampoco somos traficantes de personas o narcotraficantes que tienen mucho dinero. De nuestro trabajo duro y diario, con el esfuerzo de nuestras manos y nuestro sudor ganamos lo suficiente para sobrevivir. Pero aún así juntamos ese dinero. Al llegar a pagar nos dijeron que ya no es esa cantidad que ahora es $12,357.60 Y pues ni modo hicimos otro esfuerzo y lo completamos para poder tener libres a nuestros compañeros.

Nuestros compañeros fueron los agredidos, son las víctimas de este caso. Por eso exigimos a la autoridad que castigue a los verdaderos culpables, a los que hemos venido denunciando, por lesiones, tala clandestina, secuestradores, tráfico de personas y que claramente son delincuentes organizados.

Si esta vez el mal gobierno vuelve a proteger a sus delincuentes paramilitares y continúan las agresiones y hostigamientos en nuestra contra o en contra de las compañeras y compañeros adherentes a La Otra Campaña que nos apoyan, y si llega a suceder una desgracia que México y el mundo sepan que el culpable será el mal gobierno en todos sus niveles.

Queremos vivir en paz, FUERA PARAMILITARES DE MITZITON

YA BASTA de esta estrategia del mal gobierno encabezada por su comandante paramilitar Esdras Alonso González.

YA BASTA de hostigar a las comunidades autónomas zapatistas y de adherentes a La Otra Campaña.

LIBERTAD a todas las personas injustamente presas.

¡VIVA LA OTRA CAMPAÑA!

ATENTAMENTE

PUEBLO ORGANIZADO DE MITZITON ADHERENTE A LA OTRA CAMPAÑA.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home